cargando

Depuración de piscinas en Madrid

Realizamos diseños y renovaciones de depuradoras, le asesoramos y guiamos en el proceso de dimensionado del sistema de depuración para su piscina (filtros clarificadores, bombas impulsoras…), cambios en el sistema de tratamiento de agua (cloradores salinos, ionización de cobre, ozono, UV…) o renovaciones del sistema eléctrico de la depuradora.
Somos especialistas en el diagnóstico de deficiencias en sistemas de tratamiento de agua. Es habitual que debido a deficiencias en los equipos de depuración y desinfección o diseños deficientes de la depuradora, la piscina no realice las tareas de filtración y tratamiento del agua de manera correcta y eficiente.

IMPORTANCIA DE LA DEPURACIÓN EN UNA PISCINA

Es fundamental que el sistema de depuración funcione de una manera correcta y eficiente, para ello es imprescindible garantizar el buen estado de los principales equipos de la depuradora, la bomba impulsora la cual debe estar bien dimensionada de acuerdo a las características de la instalación y bien mantenida (turbina limpia, cestillo en buen estado…), el filtro clarificador es otro elmento fundamental debe contar con una carga filtrante en buen estado (se recomienda su cambio cada 3-5 años) y el sistema de tratamiento de agua debe aportar las cantidades necesarias de producto para mantener el agua en buenas condiciones.

CUADROS ELÉCTRICOS

Contamos con personal especializado en cuadros eléctricos, renovaciones, reparaciones o sustitución de equipos dañados. Realizamos adecuaciones para cumplir con la Normativa vigente, emitimos el certificado electrotécnico de baja tensión según Real Decreto 242/2002.

ILUMINACIÓN

Realizamos todo tipo de reparación del sistema de iluminación: Cambio de focos o lámparas (halógenas y tipo led), diagnóstico de averías y sustitución de componentes del cuadro eléctrico, automatización de sistemas.

BOMBAS IMPULSORAS

Las bombas impulsoras son uno de los elementos mas susceptibles a sufrir averías dado su elevedado uso y las malas manipulaciones a las que están sometidas (mala limpieza de la turbina, trabajo en vacío…). Su correcto funcionamiento es imprescindible para poder mantener la piscina en buenas condiciones. Un motor bien dimensionado garantiza cumplir con los ciclos de depuración del total de agua de la piscina  de acuerdo a las indicaciones que marca la Normativa. Es fundamental definir una buena programación y asegurar las condiciones que favorecen el pleno rendimiento de estos equipos los cuales deben ser revisados de manera periódica.

  • Reparación de motores: Contamos con taller propio para el diagnóstico de posibles deficiencias en los motores y bombas autoaspirantes, realizamos reparaciones (bobinados, cambios de piezas…) o sustituciones de equipos realizando las adaptaciones en los circuitos si fuesen necesarias. Contamos con equipos de reemplazo temporal para evitar interrumpir el servicio en la piscina.
  • Sustitución de equipos: Contamos con los principales proveedores de motores, realizando las adaptaciones necesarias en el sistema de tuberias si no fuese posible adquirir el mismo equipo a la hora del reemplazo o se desea cambiar el modelo.

FILTROS CLARIFICADORES

Los filtros desempeñan un papel fundamental en el mantenimiento y limpieza del agua de la piscina. Para garantizar una depuración óptima, es preciso eliminar de forma periódica las impurezas acumuladas dentro del filtro mediante lo que denominamos «lavado de arenas», dicha tarea ha de ser realizada de manera periódica a lo largo de la temporada.

La carga filtrante del interior del filtro funciona como un “colador” y de esta forma, el agua que pasa a través de ella, sale a la piscina depurada y limpia.

En ciertas ocasiones los bombos de filtración pueden expulsar arena por impulsión, esto indica que hay una avería en las crepinas (coladores que absorben el agua filtrada). La pérdida de arena reduce la eficacia de filtración en el ciclo de depuración lo que se traduce en un empeoramiento sistemático de las condiciones del agua.

  • Tipos de filtro y elementos internos: Los tipos de filtros dependen fundamentalmente de la carga filtrante (arena de silex, vidrio, cartuchos y diatomeas), de su tamaño (dimensionado de acuerdo al tamaño de la piscina). Los filtros de arena y vidrio están compuestos de brazos colectores y crepinas (impiden la salida de carga filtrante), cada vez que se realiza un cambio de carga es recomendable revisar estos elementos para garantizar un buen funcionamiento del equipo.
  • Tipo de carga filtrante:
    • Arena de silex: Es el elemento más habitual, presente en la mayoria de filtros en funcionamiento, su capacidad de filtración es adecuada para mantener la instalación en óptimas condiciones, sin embargo, este material sufre un deterioro inevitable debido a la erosión, al desgaste, a la calcificación y a la aparición, con el tiempo, de colonias de algas, hongos o bacterias que se hacen resistentes a los productos de tratamiento químico. La principal ventaja de este material es su bajo coste, sin embargo la filtración es menos eficiente, su durabilidad es limitada (recomendable cambiar cada 3 o 5 años).
    • Vidrio activo: Este material ofrece una filtración más eficiente y ecológica, tiene mayor capacidad de filtración, mayor ahorro de agua y energía y consigue que el bombo clarificador se conserve más limpio (las bacterias no pueden quedarse atrapadas y necesita menos uso de producto químico). Su principal inconevniente es que su coste es mayor, sin emabrgo la duración es ilimitada (no sufredesgaste), la filtración es mas eficiente y menos.
    • Diatomeas: Son particulas microscópicas con una gran capacidad filtrante, funcionan a modo de esponja, dejando pasar el agua pero filtrando todos los restos de suiciedad incluso los de tamaño muy reducido, sin duda, es el mejor elemento, sin embargo su durabilidad es limitada siendo necesario su cambio todos los años. Tanto el coste de los filtros de este tipo como el de mantenimiento es más elevado que en las otras opciones.
    • Cartuchos: El funcionamientos es similar al de diatomeas, el filtro contiene cartuchos reemplazables, su durabilidad es de aproximadamente un año, su mantenimiento es sencillo, pero el coste es mayor que los filtros de vidrio o arena.
  • Cambio de la carga filtrante: Las tareas a realizar para llevar a cabo un cambio de la carga filtrante son:
    • Vaciado de la carga de los filtros
    • Limpieza interior de los filtros
    • Comprobación de la estanqueidad de los filtros
    • Revisión de crepinas y resto de elementos internos
    • Revisión de las tapas de los filtros, también las juntas y tornillería de acero inoxidable
    • Llenado del filtro con nueva carga filtrante (Arena de silex, vidrio, diatomeas o cartuchos)
    • Recogida de escombros mediante sacos y retirada a vertedero
    • Para finalizar se realizan unas pruebas que garanticen un correcto funcionamiento de la instalación

SISTEMAS DE TRATAMIENTO DE AGUA

En la actualidad existen múltiples sistemas para el tratamiento y cuidado del agua de las piscinas. Principalmente se diferencian entre sí en el medio de desinfección que emplean o en el origen del mismo. Cada mecanismo tiene sus ventajas y sus inconvenientes, es fundamental tener en cuenta los principales factores que ifluyen a la hora de elegir el sistema más adecuado para su piscina: condiciones climáticas, número de usuarios, volumen de agua de la instalación y presupuesto disponible. Así mismo, es de gran importancia conocer las deficiencias que presenta la piscina, en una piscina con pérdidas de agua por ejemplo no es recomendable instalar sistemas que necesitan cierta concentración de elementos en el agua para poder funcionar (cloradores salinos, ionizadores de cobre…)

  • Tratamientos con cloro: Las piscinas tratadas con hipoclorito líquido (cloro) son las más frecuentes, sin embargo, es fundamental contar con equipos de dosificación automática en vuen estado y correctamente programados para garantizar niveles estables de producto químico en el agua que ayuden a mantener el agua de la piscina en buenas condiciones teniendo en cuenta la salud de los usuarios de la instalación.
  • Cloración salina: El proceso de electrólisis salina permite generar el cloro necesario para la desinfección a partir de una solución salina de agua. Es el proceso que separa los elementos de un compuesto, la sal en este caso, por medio de la electricidad generando Hipoclorito. Con este sistema se consigue una desinfección más eficiente gracias a la acción combinada del cloro y los otros agentes que se generan durante la electrólisis (oxígeno y ozono) evitando la formación de algas y bacterias, se destruyen las cloraminas que producen mal olor e irritaciones en piel y ojos, disminuye la incorporación excesiva de ácido isocianúrico (estabilizador de cloro), supone un ahorro en productos de mantenimiento, además es un sistema seguro ya que se evitan los riesgos del transporte, manipulación y dosificación del cloro, un compuesto de alta toxicidad. Presenta alto respeto y protección medioambiental, debido a que su aplicación parte de la utilización de elementos puramente naturales, no contaminantes y respetuosos con el medioambiente, y de una energía limpia. Por otro lado son equipos que necesitan uan inversión inicial elevada y dificilmente amortizable en el tiempo. Es fundamental elegir el modelo adecuado que garantice una producción mínima de cloro para mantener la instalación en periodos de afluencia máxima y temperaturas extremas.
  • Ultravioleta: Los UV son un excelente sistema de desifección e inactivación de contaminantes microbiológicos. Su uso continuado no supone niguna amenaza para la salud, no genera residuos, al igual que los sistemas de ozono se suele instalar con sistemas de cloración para garantizar el cumplimiento de la Normativa, con la ventaja de que la luz ultravioleta elimina el cloro combinado presente en la piscina.
  • Ozono: El ozono es un elemento natural su principal función es la oxidación, se produce de manera artificial mediante la electricidad, en un proceso llamado «descarga de corona» a partir de oxígeno. Elimina los problemas típicos derivados del suo de productos químicos: picores, escozoroes, alergias, olores, es seguro y natura. Es un potente desifectante sin emabrgo no deja cantida residual en el agua (requerido por Normativa) por lo que este sistema se suele isntalar en combinación con sistemas de cloro o sal que se utilizan en menor medida (unicamente para garantizar le residual).
  • Otros sistemas: Si está interesado en recibir asesoramiento sobre cualquier sistema para el cuidado y desinfección del agua de su piscina póngase en contacto con nosotros y le informaremos de las posibilidades que tiene su instalación.