Mantenimiento de piscinas

Instalación de cobertores para la piscina

Existen multitud de cubiertas para la piscina, las más habituales son las lonas de seguridad, para proteger la instalación durante el invierno y prevenir accidentes y las mantas térmicas para ayudar a regular la temperatura del agua durante la temporada de baño. Ofrecemos un amplio catálogo de cobertores con distintos modelos y calidades, tambien disponemos de cubiertas automáticas en caso de contar con presupuestos mayores. 
 

Lonas cobertoras de seguridad

Si se desea realizar un correcto mantenimiento invernal es conveniente contar con una lona coberta que a su vez aporta seguridad evitando ahogamientos en caso de caidas accidentales. Este material es muy propenso al desgaste debido a las condiciones climatológicas externas y a un mal mantenimiento (acumulaciones de agua, falta de reemplazo de elementos tensores obsoletos...). Contar con una lona en buen estado y correctamente instalada no solo asegura una protección adicional al vaso de la piscina sino que favorece la buena conservación del agua de la instalación manteniendola aislada de los agentes contaminantes externos.

Mantas térmicas

Las mantas térmicas ayudan a regular la temperatura del agua de la piscina, por un lado mantienen la temperatura del agua durante la noche y gracias al efecto lupa (son translucidas) aumentan la temperatura del agua 3-4 grados en caso de estar desplegadas durante el día si la piscina está en desuso.